Los rosarinos no podrán ingresar a las ciudades vecinas

Los rosarinos no podrán ingresar a las ciudades vecinas

Frente al crecimiento de la circulación comunitaria de Covid-19 en Rosario, Funes y Roldán no dejarán ingresar a los rosarinos. Casilda recomienda a sus habitantes no viajar y en el cordón industrial intensificarán los controles.

La circulación comunitaria de Covid-19 en Rosario encendió las alarmas, por lo que pueblos y ciudades de la región dispusieron distintas medidas para que el virus no tome el mismo camino en sus localidades. Muchas de ellas no dejarán ingresar a ningún rosarino, ni permitirán que sus habitantes se trasladen a la cuna de la bandera, para no regresar con posibles contagiados.

Esto va de la mano del decreto provincial de prohibir las reuniones afectivas durante dos semanas en el departamento Rosario, sumado a que ninguna persona podrá ingresar a la provincia sin tener un hisopado con resultado negativo de antigüedad no superior a 72 horas, como consecuencia del notorio aumento de casos positivos en la ciudad.

Si bien se hace hincapié en Rosario (ayer con 11 contagios llegó a 309 casos), no es solo para la ciudad cabecera sino para todo el departamento, que incluye a las restantes 23 localidades que lo componen.

También están las ciudades vecinas y pueblos de otros departamentos cercanos, como San Lorenzo, Puerto San Martín, Pujato, Casilda, Firmat, Venado Tuerto, Santa Isabel, Cañada de Gómez y Villa Constitución, entre otras, que tomaron distintas medidas.

En esta linea, el municipio de Funes prohibió por dos semanas el ingreso de cualquier persona que no posea domicilio local. Solo podrán hacerlo quienes lo acrediten con DNI o impuesto a su nombre. El resto tiene que pedir la autorización a través de la app.

Por su parte, la ciudad de Pérez comunicó que, debido a la circulación comunitaria del virus, y por disposición provincial, las reuniones familiares y afectivas quedan suspendidas por 14 días. Mientras que Zavalla ya tenía restricción de reuniones afectivas y de ingresos de personas por la gran cantidad de contagios registrados en las últimas semanas (suma 45).

Desde el cordón industrial, ciudades del departamento San Lorenzo, no tienen prevista ninguna medida que prohíba el ingreso de rosarinos siempre que cuenten con el permiso para circular.  Los controles de rutina en los distintos accesos a esta ciudad (6 casos) se recrudecerán en el transcurso del día, aunque no existe ninguna disposición que impida el paso de rosarinos.

Puerto San Martín (sin casos) tampoco dispuso impedimentos para el ingreso de personas provenientes desde Rosario ya que son muchas las que llegan a diario a trabajar en empresas y en la actividad comercial.

Desde importantes ciudades del sur provincial también trataron la llegada de personas provenientes de Rosario. Por ejemplo, Casilda (4 positivos) les impedirá el ingreso excepto que sean proveedores o estén comprendidos dentro de las actividades esenciales, con el permiso de circulación correspondiente. Sin embargo, recomiendan a los casildenses no viajar salvo que sea por una razón impostergable y tomando todos los recaudar para evitar riesgos de contagios.

Similar modalidad adoptaría la vecina Pujato (con 2 contagios), cuyo jefe comunal Daniel Quacquarini indicó que "la idea es tomar medidas parecidas para evitar problemas", al tiempo que aclaró que "desde la semana pasada se impide la entrada al pueblo de personas de localidades con circulación del virus como Zavalla, Pérez y Rosario", salvo que sean trabajadores esenciales.

En Firmat (1 caso), se resolvió que los vecinos que viajen a Rosario o alguna localidad del departamento homónimo y permanezcan por más de 24 horas al regresar deberán realizar cuarentena estricta".

En tanto el comité de seguimiento sanitario de Cañada de Gómez (1 caso), emitió un comunicado en el que sugiere a los vecinos "no viajar a Rosario salvo urgencia o necesidad impostergable" y recomendó "a los estudiantes que residen transitoriamente en Rosario no retornar a sus localidades de origen por el lapso de 14 días".

Desde el departamento General López, donde el virus también tiene una gran incidencia, se pronunciaron al respecto. La diputada provincial Georgina Orciani, oriunda de Santa Isabel (población con 60 contagiados), aclaró que no dejarán entrar a personas que provengan de Rosario porque "rige el decreto", más allá de que en su localidad está en fase 1 y "al ejido urbano no puede ingresar ni salir nadie, ni siquiera con permisos oficiales".

Mientras que en Venado Tuerto (45 enfermos), el jefe de Gabinete municipal, Diego Milardovich, indicó "estamos evaluando qué medidas tomar. Acá no rige la cuarentena sanitaria por lo que no debería haber problemas en que una persona con autorización correspondiente pudiera ingresar a la ciudad".

Y en Villa Constitución (27 casos) se decidió incrementar los controles, en conjunto con otras localidades como Theobald, Empalme Villa Constitución y Fighiera, entre otras, aunque las mayores preocupaciones son en torno al ingreso desde Buenos Aires.