La ONU pidió reabrir las escuelas en cuanto sea posible para evitar una catástrofe generacional

La ONU pidió reabrir las escuelas en cuanto sea posible para evitar una catástrofe generacional

 

La Organización de las Naciones Unidas comunicó a todos los países que deben darle prioridad a la reapertura de las escuelas cuando tengan controlada la transmisión local del coronavirus, advirtiendo que los cierres prolongados plantean el riesgo de una catástrofe generacional. 

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, presentó un informe elaborado por la organización para analizar el impacto del cierre de las escuelas, institutos y universidades y ofrecer recomendaciones a los políticos 

Según el análisis, el mundo ya sufría una “crisis de la educación” antes de la pandemia, con más de 250 millones de jóvenes que no estaban escolarizados. La situación era aún peor en los países en desarrollo, con solo una cuarta parte de estudiantes de secundaria terminando sus estudios en competencias básicas. 

“Ahora nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas”  expresó Guterres.

Otra problemática que se presencia en épocas de pandemia es la educación a distancia, las clases virtuales dejan a muchos alumnos sin oportunidades de continuar con los estudios, especialmente a los que no cuentan con las herramientas necesarias. Sin dudas, esta situación está aumentando las desigualdades educativas. 

Ante esta realidad, la ONU pide medidas en varios ámbitos, comenzando por la reapertura de las escuelas tan pronto como sea posible, una cuestión que está generando un fuerte debate en muchos países. 

En este caso es fundamental consultar a los padres, tutores, a los docentes y a los propios alumnos.

Además, Naciones Unidas pide dar prioridad a la educación en la distribución de fondos, protegiendo y aumentando los presupuestos educativos y ayudando a los estudiantes que se encuentran en situaciones vulnerables. En suma, propone aprovechar la pandemia para transformar los sistemas educativos a través de más infraestructura digital y métodos de enseñanza más flexibles.

Por Chiara Sánchez