Teletrabajo: ¿Qué establece la nueva norma?

Teletrabajo: ¿Qué establece la nueva norma?

 

Los cinco meses transitados en cuarentena, nos hicieron testigos de situaciones que en otro momento quizás eran impensadas. La nueva normativa aprobada por el Senado para quienes trabajan desde sus hogares, es un ejemplo de ello.

Lo cierto es que a raíz de la pandemia, miles de trabajadores se vieron en la obligación de trasladar la oficina, a casa. Y si bien, es una modalidad que se viene implementando desde hace algunos años, parece ser que con el COVID- 19, vino para quedarse.

Se entiende por teletrabajo, la realización de actos, ejecución de obras o prestación de servicios  en las que el objeto del contrato o relación de trabajo es realizado total o parcialmente en lugares distintos del establecimiento del empleador, mediante la utilización de todo tipo de tecnología de la información y la comunicación (TIC). Así reza el primer artículo de la nueva Ley de Contrato de Teletrabajo (link acá) https://drive.google.com/file/d/1kim_pd8ryDTSxpwGLpBXVnZxWHwYb2r2/view

Si bien la nueva normativa generó variadas opiniones, entre las que se la tildó de demasiado proteccionista y hasta de estar atentando contra el mismo teletrabajo, regula un ámbito de empleo que tarde o temprano iba a copar el mundo empresarial.

Entre sus  articulados más destacados, encontramos:

  •  Los teletrabajadores, gozarán de los mismos derechos y obligaciones que quienes trabajen bajo la modalidad presencial y su remuneración no podrá ser inferior.

 

  •  La jornada laboral deberá ser pactada por escrito en el contrato de acuerdo a la normativa vigente. Además, las plataformas utilizadas deberán también adaptarse al horario de trabajo.


 

  •  Quien trabaja bajo la modalidad de teletrabajo, tendrá el derecho a no ser contactado y a desconectarse de los dispositivos electrónicos fuera de su jornada laboral y de los períodos de licencia.

 

  •  La persona que tenga a su cargo el cuidado de menores de 13 años, personas con discapacidad o adultos mayores, tendrá derecho a que su jornada laboral sea compatible con la tarea de cuidado y a interrumpir el trabajo si es necesario. 


 

  •  La persona puede revocar su decisión de trabajar mediante la modalidad teletrabajo, debiendo el empleador asignarle tareas en el establecimiento en el cual ya hubiese prestado servicio o en el más cercano a su domicilio.


 

  • El empleador deberá proveer al empleado los dispositivos necesarios para que pueda cumplir con su tarea. Y el teletrabajador, deberá darle un correcto y responsable uso, además del mantenimiento necesario. No obstante, no responderá por el desgaste normal producto del uso o por el paso del tiempo.


 

  •  Quien trabaja bajo esta modalidad, tendrá derecho a la compensación por los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios.

 

  •  El teletrabajador gozará de todos los derechos colectivos y a los fines de la representación sindical, serán consideradas como parte del conjunto de quienes trabajan de manera presencial. 

 

Por último, vale aclarar que si bien esta nueva normativa termina de gestarse en plena pandemia, en su artículo  19 se estipula que “entrará en vigor luego de 90 días contados a partir de que se determine la finalización del período de vigencia del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio”. 

 

Por María Belén Panessi.