Preocupan las nuevas cepas, la subestimación de una vacuna y la economía latinoamericana

Preocupan las nuevas cepas, la subestimación de una vacuna y la economía latinoamericana

El FMI alertó sobre una merma en el crecimiento de la región. Mientras tanto y ante las dudas sobre la eficacia de la vacuna de Oxford/AstraZeneca, Sudáfrica suspendió temporalmente su uso alegando resultados “limitados” contra su propia nueva cepa.

Gobiernos y organismos internacionales expresaron este lunes su preocupación por la velocidad de propagación de las nuevas cepas de coronavirus, los cuestionamientos a la vacuna del consorcio británico Oxford/AstraZeneca y las perspectivas económicas en los países de América latina.

Mientras tanto, el mundo acumuló más de 106 millones de infectados y de 2,3 millones de muertos por la enfermedad desde el comienzo de la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia, un estudio publicado este domingo por expertos del Instituto de Investigación Scripps, aún sin revisión de otros científicos, despertó alarma al afirmar que la variante británica del coronavirus se propaga rápidamente en Estados Unidos.

De acuerdo con el informe, esa mutación amenaza con un aumento de los contagios en momentos en que su prevalencia ya se duplica aproximadamente cada 10 días, según la agencia de noticias AFP.

“La continua propagación de variantes sigue siendo una fuente de gran preocupación y representa una amenaza que podría revertir las tendencias positivas recientes”, advirtió hoy la directora de la red estatal de Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky.

“Las dos cosas que podemos hacer son: asegurarnos de que estamos respetando las medidas de salud pública y asegurarnos de que se vacune a la mayor cantidad posible de personas lo antes posible”, sostuvo a su vez el principal asesor médico de Biden para la pandemia, Anthony Fauci.

 

 

Miembros de la OMS y del sistema Covax advirtieron sobre un exceso de pesimismo respecto de la vacuna de Oxford/AstraZeneca.



“Es demasiado pronto para rechazar esta vacuna” que es “una parte importante de la respuesta mundial a la pandemia actual”, dijo Richard Hatchett, uno de los responsables del Covax, un mecanismo para garantizar una distribución justa de los fármacos.

“Es absolutamente crucial utilizar las herramientas de las que disponemos tan eficazmente como sea posible”, agregó en conferencia de prensa.

Las dudas sobre su eficacia en personas mayores de 65 años se multiplicaron en las últimas semanas y este domingo Sudáfrica suspendió temporalmente su uso alegando resultados “limitados” contra su propia nueva cepa.

La vacuna de AstraZeneca, que todavía no obtuvo la homologación de la OMS, representa la mayoría de dosis que se distribuirán a través del sistema Covax a los países más desfavorecidos.

Paralelamente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que el recrudecimiento de la pandemia en América latina amenaza con “frustrar una recuperación que ya es desigual” y que la economía regional, solo en 2023, retornará a los niveles previos a la crisis sanitaria.

Alejandro Werner, director para las Américas del FMI, y otros dos economistas advirtieron que “la plena recuperación está aún muy distante”, pese a una mejora en las estimaciones en relación con pronósticos anteriores.

“El producto de la región retornará a los niveles previos a la pandemia apenas en 2023, y el PIB per cápita lo hará en 2025, es decir, más tarde que otras regiones del mundo”, indicaron los expertos.

La región registró 19,6 millones de contagios y cerca de 619.000 muertos, un golpe que, según el FMI, llevó a 17 millones de personas a una situación de pobreza.

El organismo adelantó este lunes que la Argentina saldrá de la recesión este año con un crecimiento de 4,5%.

 

Panorama mundial

En otro orden, el gobierno de Países Bajos prolongó hasta el 2 de marzo el toque de queda que rige desde el 23 de enero y alertó sobre las nuevas mutaciones del virus.El primer toque de queda en el país desde la Segunda Guerra Mundial, que prohíbe salir de casa entre las 21 y las 4.30, es respetado por la mayoría de neerlandeses.

El Ejecutivo amplió la semana pasada otras restricciones hasta el 2 de marzo, incluyendo el cierre de bares, restaurantes y comercios no esenciales, y la mayoría de las escuelas reabrió este lunes.

Tras el inicio del toque de queda, se produjeron disturbios en algunas ciudades, entre ellas Ámsterdam, Róterdam y La Haya, y más 400 personas fueron detenidas.

En Brasil -tercer país con más contagios y segundo con más muertes por coronavirus-, una gran operación de vacunación de 30.000 habitantes mayores de 18 años de una pequeña ciudad fue anunciada hoy con el objetivo de verificar la eficacia y la llamada inmunidad de rebaño para reducir los contagios.

El gobernador de San Pablo, Joao Doria, detalló que a partir del 17 de este mes se iniciará la inmunización en la ciudad de Serrana, a 317 kilómetros de la capital paulista y vecina al municipio de Ribeirao Preto.

Serán aplicadas dosis de la vacuna CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, desarrollada en Brasil por el centro paulista Instituto Butantan, fármaco aprobado el 17 de enero junto el de la de Oxford/AstraZeneca.

Brasil superó los 3,7 millones de vacunados desde el 17 de enero y el ritmo del Ministerio de Salud indicaría que habrá 150 millones de inmunizados -de 216 millones de habitantes- hasta fin de año.

En Perú, el presidente Francisco Sagasti advirtió que la inmunización de la población contra el coronavirus, que se inicia este martes después de que el domingo llegaran las primeras 300.000 dosis de vacunas al país, “será una tarea larga y difícil”.

No obstante, recalcó que “no quedará nadie sin vacunar” y que el gobierno cumplirá el compromiso de importar más antídotos para hacer frente a una feroz tercera ola que azota al país, cuyo sistema de salud está colapsado.

Sagasti aclaró que la vacunación comenzó con los trabajadores sanitarios y reiteró que su gobierno, a la espera de las elecciones generales del 11 de abril, busca devolver la confianza y la esperanza al pueblo.