¿Sentís obsesión por viajar? Esa pasión tiene nombre

¿Sentís obsesión por viajar? Esa pasión tiene nombre

Wanderlust es mucho más que las ganas de irse de vacaciones una vez al año. Es el síndrome que despierta la pasión de salir de casa, probar algo diferente y rodearse de lo que es extraño.

 Hablamos de obsesión porque es más que una necesidad de descubrir nuevos lugares y diferentes culturas. El Síndrome Wanderlust hace referencia a la obsesión por viajar que sienten algunas personas. Es una obsesión que nace a partir del deseo de trasladarse de un lugar a otro. Su etimología proviene de wandern (excursión, viaje, paseo) y lust (anhelo). La traducción literal de wanderlust sería “pasión por los viajes”.

 Este deseo afecta a hombres y mujeres por igual, pero tiene un público preferido. Apunta a los que poseen un impulso irresistible de salir, aman escaparse a cualquier parte del mundo y siempre buscan nuevos destinos.

 Gracias a Internet, esta ambición crece y crece. La red es uno de los mejores aliados, es un agente de viajes que está siempre disponible. Les informa sobre vuelos, hoteles, reservas y toda la información necesaria. Parece que el síndrome es el auspiciante número 1 de las nuevas tecnologías.

 ¿Cómo saber si tengo Wanderlust?

 Recomendamos completar las siguientes preguntas para evaluar el nivel de avanzado que está el síndrome, y poder saber si tiene cura natural, o si sólo se lo debe alimentar viajando y viajando.

 

  • ¿Pasás buena parte de tu tiempo libre en páginas de viajes?
  • ¿Mirás documentales sobre lugares exóticos?
  • ¿Viajaste por última vez en los últimos 4 meses?
  • ¿Tenés descargadas más de 3 aplicaciones de viajeros?
  • ¿Tu casa tiene recuerdos de viajes ni bien entrás?
  • ¿Tu principal motivo para ahorrar es para el próximo viaje?

 

Si siempre tenés el pasaporte a mano, y has respondido afirmativamente la mayoría de las preguntas, tenemos que decir que no tenés miedo a salir de tu zona de confort y sos víctima del síndrome Wanderlust. Te gustan los cambios, siempre esperás la oportunidad de viajar, y sentís la curiosidad por descubrir nuevos lugares y otras culturas, casi como una necesidad.

Más allá de una moda, algunos expertos aseguran que el espíritu aventurero o síndrome de wanderlust en realidad se encuentra en nuestro genes, y más concretamente en el denominado DRD4-7r, un receptor de dopamina (neurotransmisor del placer) que ha sido bautizado como “el gen viajero”.

Además de la necesidad constante de viajar, los individuos que portan este gen, son personas lanzadas, creativas, que buscan conocer nuevas culturas y otras formas de vida. En definitiva, cualquier cosa que les aporte crecimiento personal.

Fuente: lamentemaravillosa.com